cerati jatoEl silencio es profundo, misterioso, enigmático, el silencio guarda muchos secretos, ideas y pensamientos, ese silencio acompaño por años al maestro Gustavo Cerati, su mente lucida y brillante estaba dormida solamente, pero algo mas grande crecía en el, la leyenda se estaba formando, muchos teníamos la esperanza que despertara cuando pase el temblor, pero solo era una ilusión egoísta de que estuviera vivo, por que si somos realistas, era muy difícil que el volviera a tener lucidez plena, el descanso eterno llego a Gustavo, paso a formar parte de esa generación brillante que esta del otro lado al que llamaremos la ciudad de la furia, ese lugar que nadie conoce, al que muchos llaman paraíso, Gustavo ya cruzo el puente, esta del otro lado observando lo grande que fue y quizá ahora su legado sea mas importante, la verdad estoy escribiendo lo que quisiera hablar, estoy escribiendo compulsivamente, por que sabia que este momento llegaria , estaba preparado para el día que sepa que Gustavo Cerati partiría, pero la verdad no era así, las veces que he sentido este golpe seco y directo al pecho es cuando se ha ido alguien muy querido y esta vez lo volví a sentir, nunca lo vi con soda stereo en los 8Os, pero lo vi al final, en Buenos Aires y en en el ultimo concierto, en la despedida, en el estadio nacional en 2 noches intensas, como para no ver otro concierto nunca mas, ahi estaba, tocando y cantando como nunca, pero el 4 de setiembre quedara como el día que el maestro físicamente nos deja, pero hoy empieza la leyenda, los homenajes, los recuerdos; sus discos maestros están bien cuidados, mi colección de soda y de Gustavo solista es oro puro, esta sensación es rara, pero aunque me preparé no la puedo asimilar todavía, esperaré que pase el temblor para bajar la persiana americana…hasta siempre maestro