El viernes 16 de diciembre me había despertado con una triste noticia, había muerto la madre de un querido amigo ( Pepe Zuzunaga), un mensaje de texto me sacudió, fue como un golpe duro de asimilar, pero ahí no quedaría todo, a golpe de 6.30 pm, leyendo el facebook de Arturo Barrientos, me entero de otra noticia que me dejo shockeado y muy confundido…

Queridos amigos, con mucha tristeza debo comunicarles que nuestro hermano musical Miguel Tapia cantante del grupo Dudo, con quien recientemente compartimos el escenario con Autocontrol en Voce y en Chosica ha fallecido de un paro cardiaco hace una hora. Mi mas sentido pesame a su querida familia y mis oraciones para Dios lo reciba en su gloria. Nunca te olvidaremos Miguel.

Esa noticia me dejó impactado, muchos recuerdos pasaron por mi cabeza, la verdad deseaba que hubieran hackeado el facebook de Arturo y que sea solo una falsa alarma, inmediatamente lo llame a su casa en Estados Unidos y el mismo me confirmó lo que luego sería una triste realidad…Miguel Tapia había fallecido victima de un paro cardíaco.

Cuando Arturo me confirmó el deceso, las llamadas y mensajes de amigos no se hicieron esperar, nadie podía creerlo, desde ese momento los recuerdos llegaban uno a uno a mi cabeza, como no recordar aquellos días de 1987, cuando Walter Gonzales en Studio 92, nos comenta que hay un grupo muy bueno que está haciendo sus pininos en Barrios Altos, ellos trajeron un 45rpm grabado en Mag de color amarillo con 2 temas uno de ellos era “Opuestos” en el lado B, y en el lado A, la canción que los presentaría en sociedad, “Distraido”…

 

La entrevista en la radio era obvia, las dos canciones eran parte de la programación de la radio, así conocimos a Freddy, Magno, Manolito, Ruben, Octavio y Miguel, desde Barrios Altos para el mundo, nacía Dudó. Studio 92 era como la casa del grupo, hicimos amistad con todos, mas aun cuando fueron los encargados de abrir “La mejor mejor” del 87 junto a S.O.S, recuerdo como si fuese ayer, a Rubén Rojas interpretar So lonely encendiendo a la plaza de acho en pleno, luego Miguel cantando “Tarado de cumpleaños” de GIT, y mas adelante las dos canciones que los dieron a conocer, la gente se enganchó con la banda, me atrevería a afirmar que Dudó era el grupo del pueblo, la gente se identificaba ellos, hecho que se daría en todo el Perú, por que me tocó viajar con la banda en las giras que la radio propiciaba, fueron teloneros de Los Violadores en el 87, y lo hicieron tan bien, que el norte del país la gente los incluyó como uno de sus grupos favoritos.

Empezando los 90s, Dudó recibe su primer golpe, fallece el guitarrista y voz de apoyo del grupo Rubén Rojas, en homenaje al amigo que había partido, el grupo adopta el nombre de “Rubirojos”, para acompañar como banda de apoyo a Leo Dan en la gira 1991…

 

Miguel era un músico completo, tocaba todo tipo de música, cuando la crisis en el país era dura,  el grupo tocaba en matrimonios o fiestas particulares, no era raro escuchar a Miguel interpretar las canciones del momento, pero siempre aparecían los fans para pedir los éxitos de Dudo; me siento tan cercano al grupo por acompañarlos y presentarlos infinidad de veces, que esta noticia ha sido para mi como un terremoto grado 9, devastador, las secuelas continúan, recuerdo fastidiando a Miguel cuando grabó en el 97 “fuerza ganadora” el himno del Sporting Cristal, el era hincha y amigo de la gente rimense, los encuentros con él eran un solo de anécdotas, risas, recuerdos de las fans de los ochenta etc, nunca dejaba de sonreír, junto a Octavio su gran amigo, rescataban la esencia de Dudo.

 

Vi a Miguel por ultima vez el 11 y 12 de noviembre, en los conciertos de Autocontrol, el viernes 11 en vocé, nos saludamos en el escenario con un gran abrazo, había tanta gente ese día, que ni en el backstage pudimos tomarnos el whisky que había traído, pero al día siguiente en Chosica lo vi por ultima vez, físicamente y en concierto, había hecho química con el maestro Chachi Lujan, ambos fusionaron su talento y presentaron un espectáculo de primer nivel, ese día vi a Miguel un poco renegón con el sonido, lo observaba, el quería lo mejor para el publico, ante un mal sonido, el, Chachi y el grupo se entregaron al máximo con la gente de Chosica.

 

No sé exactamente si el concierto en Chosica fue el ultimo de Dudo, pero fue la ultima vez que presente al grupo y la ultima que vi a Miguel, cuando terminó la presentación, los despedí, se acerca Miguel y me dice…”Juan Carlitos…cuando te vuelvo a escuchar por la radio”, solo sonreí y le dije …pronto, sonrió y nos dimos un fuerte abrazo, fueron las ultimas palabras que escuché de el, palabras que cobran importancia al saber la desaparición del amigo, del pata, de alguien con quien yo me sentía identificado por su perfil bajo, el sabía que era un grande, no necesitaba ser figuretti o vivir de escándalos para hacerse famoso, el sabía lo que valía, pero tal vez esperaba ese reconocimiento que solo los que sabíamos de su talento compartíamos con Miguelito, estoy seguro que todos tus amigos irán a despedirte, por que te fuiste sin avisar, seguramente a cuadrar sonido con Rubén que esperó veinte años para cantar contigo en el cielo, mi querido Miguel… creo que cumpliré tu pedido…volveré a la radio y presentaré tus temas como siempre…te lo prometo…

Miguel Tapia Dudó:
Gracias a todos los amigos que me saludan por el dia del músico, pero quiero compartir con uds. una reflexión.
Cuando un músico sube al escenario, es como el payaso que a pesar de que esté sufriendo por dentro tiene que hacer reir al espectador.
Nosotros los artistas somos hiper-sensibles, entonces se imaginarán de donde es que nacen tantas canciones.
En verdad es muy dificil hacer música en nuestro amado país, hay que sacrificar mucho y casi nunca se reconce ese esfuerzo.
La gente valora al extranjero asi sea un desconocido en su propio país, pero nosotros estando en nuestra propia patria tenemos que hacer el triple de esfuerzo para que se nos considere.
Solo cuando uno gana un premio se acuerdan de ti, pero me pregunto ¿cómo puedes tener éxito sino eres escuchado?
Bueno lamentablemente ésto no va a cambiar y solo me queda una vez más subir al escenario, cantar como si fuera la última vez que lo haga y mi mejor pago siempre será su aplauso…

A buen entendedor…

Texto copiado del facebook de Alex Nathanson….

 

Anuncios