El nuevo paso fue trascendente para mí, nuevos compañeros, una radio competitiva, es decir era el trampolín perfecto para seguir avanzando, mi llegada a Miraflores se debió solo a una llamada del que se convertiría luego en uno de mis mejores amigos Kike Cano-Alva, ingresé sin hacer un piloto, ya me habían escuchado en Atalaya y eso bastó para ser parte de la radio chiquita de corazón grande, ahi conocí el tan famoso “submarino amarillo” que era la sala de grabaciones que comandaba Alfonso Rojas Bardales, también conocí al famoso “jefe de la pandilla” u Odracir Mapal, el talentoso Ing. Ricardo Palma Michelsen, quien en base a talento, manejo, experiencia y un liderazgo innato dirigía a un grupo muy talentoso, vivía muy orgulloso de que su radio sea forjadora de talentos, y vaya que lo era…

Los jueves eran días de reunión de programación, escuchábamos muchos discos, fui testigo del nacimiento de éxitos que han quedado en la historia, en esa oficina de Alcanfores 592 nacieron Part time lover, Footloose, Sussudio, live is life de opus, take on me de a-ha,  careless whispers, i just called to say  i love you etc. Esta labor de conseguir primicias la compartían el ingeniero Palma y Kiko Fernandez ( uno de los pocos musicologos del Perú), ambos disfrutaban revisando listas, anotando temas y comprando primicias que tocabamos al momento que llegaban, pero la primicia que mas recuerdo es una que recibimos un jueves y fue tocada sin dudar a los minutos de haber llegado, ese tema fue “We are the world”.

La combinación experiencia-juventud, más un líder innato rendía sus frutos en los últimos años de RM como emisora top ten, peleábamos los 5 primeros lugares ante las líderes de ese momento como RBC, Panamericana, 1160 y la revelación del momento Studio 92, recuerdo programas insignia de RM como el recordado noticiero “El momento”, los programas dedicados a Elvis presley conducidos por el desparecido Jorge Cox, los rankings anuales llamados “El super hit”conducidos por gente talentosa como Kike Cano-Alva, Lucho Elias, Mario Liberti, Jorge Muñiz,con ellos compartí mi primera etapa y luego con Piero Roncallo, Pipo Llamosas, Hector Felipe, David Lemor y regresando Javier lishner y Sammy Sadovnik, luego de una temporada en Panamericana.

Me sentí tan bien en este distrito, que tenía diversión, los viernes sangrientos como decía la canción de Frágil eran intensos, discotecas, ropa y discos al cobrar quincenas, festivales, en fin nunca los días eran aburridos en Miraflores, ya me sentía parte de este distrito donde paraba todo el día, o caminando, paseando, comprando o tal vez en las noches, en la calle de las pizzas, pero hubo un momento donde las cosas en la radio y en mi vida personal se tornaron confusas, decepciones y la radio que perdía la brújula, hicieron que mis pensamientos se dirijan a otro lugar, otra radio, mi destino estaba en San Isidro…

 

Ya conocía la fama de Studio 92, una emisora que en 1983 salió a ganar, tomó el formato clásico del top 40 , combinaba primicias y algunos recuerdos, se notaba que iban poco a poco llenando una discoteca que luego alcanzaría un valor incalculable, era un estilo diferente en radio como decía su primer slogan, yo como dj de radio Miraflores, escuchaba Studio 92, me encantaba el ritmo de sus conductores sobre todo el de Randy Calandra y Coco Valderrama, quienes dan el punto de partida a esta radio manejada y dirigida maestramente por un zorro de la radio como Walter Gonzales, quien dejó Panamericana para embarcarse en el mayor proyecto en radio de los ultimos 30 años, era la radio del momento, nadie lo dudaba y era un honor trabajar ahi, mi sueño se iba a concretar, llegaría a una de las mejores radios de la historia, mi sueño se cumplió el 1 de setiembre de 1986…..continuará.

 

 

 

 

 

Anuncios