Lo conozco desde 1986  cuando llegué a Studio 92, pero no era ajena para nosotros su carrera radial, desde Inca radio donde era el locutor “volante” , se le conocía como Willy Otoya y tenía programas los fines de semana, combinandolos con su paso por la universidad, Arturo estudió economía, pero como muchos de nosotros la pasión por la radio pudo más, él cubría uno de los programas emblema de la primera etapa de Studio 92, de lunes a viernes de 10pm a 2am conducía el “CLUB 92” un programa que tenía mucho de la personalidad de Arturo, creo que nadie tendría la paciencia de anotar uno por uno a los oyentes de su club, cada uno con un número de registro, dirección, nombre completo, cumpleaños, teléfono y de paso su canción favorita, es decir una base de datos hecha de forma certera, cuando habían concursos los ganadores tenían que estar registrados, si no lo estabas no ganabas, así de simple, en ese tiempo no habían computadoras, ni lap tops, es decir nada que simplifique el trabajo, solo un cuaderno cuadriculado grande que llegó a registrar a más de 10000 oyentes…..si 10000 oyentes sin repetir un solo nombre, como anécdota a principios del 87, me tocó cubrir las vacaciones de Arturo, un día antes de salir de descanso me sugiríó hasta el cansancio, no perder el orden e inscripciones de los miembros del club como él los llamaba, me dejó su gran tesoro….su base de datos, el primer día fué muy trabajoso el hacer controles, locución y anotar uno a uno a cada oyente y constatar que no estaba inscrito…la verdad que solo anoté dos días, yo sentía que no podía hacer todo a la vez, pero Arturo regresó a los cuatro dias, con el tiempo comprendí que para él,  los oyentes eran importantísimos, una lección que no olvidamos…

PARADOS: De izq. a Der. Juan Vargas, Johnny La Torre, Carlos Raffo, Coco Valderrama, Johnny Lopez, Mario Liberti y Walter Gonzáles.

HINCADOS: De izq. a der. Arturo Otoya, Jesús Grados, Tony Vasallo, Billy Morris y Kiko Fernandez.

 Arturo era el encargado de la “sala de computos”, una oficina acondicionada para la contabilidad de las llamadas y cartas votos cuando se realizaban “La mejor mejor” del verano y del año, la estadistica era tan “real” que Arturo era el unico que podía hacer este trabajo de forma imparcial…grababa reportes, algunas veces los hacía en vivo, con tanta pasión que el público seguía paso a paso la competencia, solo Arturo podía darle la emoción y expectativa a la recordada “Mejor mejor”.

 Los espectáculos en Acho eran impresionantes, en dos fechas llevabamos 30000 personas, esperabamos marzo y diciembre por que la paga por los eventos era buena, para esto nos repartíamos el trabajo, sea desde cabina, o pegando afiches, perífoneando el evento o haciendo campañas en los dias previos para motivar la venta, cobrabamos el ultimo día del evento, imaginense cobrar en intis….los billetes los llevabamos en bolsas, al salir de la plaza de Acho, nos ibamos en grupo a celebrar o cenar dependiendo del momento; recuerdo una imágen de Arturo subiendo a un microbus completamente lleno, colgado del estribo con millones de intis dentro de su casaca de Studio 92… al dia siguiente me contó que viajó colgado hasta la Colonial, a cuadras de su casa y que no le pasó nada……

 Con Arturo era facil trabajar a duo, nos entendíamos a la perfección, hicimos muchisimos programas no solo en Studio, también en Zeta Rock & Pop, un compañero atento a lo que ocurría afuera, si algo pasaba, inmediatamente Arturo lo sabía y lo comunicaba, una vez estaba en cabina, cuando me llama al privado de Studio para informarme sobre la muerte de Andy Gibb, él había conseguido la noticia y la pasamos antes que todos, un coordinador innato, se ponía la camiseta, dueño de una memoria increible para datos musicales, nadie como él para conocer la historia de la TV peruana…y del futbol peruano, sabía como quedaban los encuentros de la decada 70 y 80, podía dar a conocer las alineaciones de los equipos, los goles y hasta quien transmitió el partido por radio o tele.

ARRIBA: De izq. a der. Billy Morris, Coco Valderrama, Carlos Mata, Johnny Lopez y Mario Liberti.

ABAJO: De izq. a der. Juan Vargas, Arturo Otoya y Juan Carlos Hurtado.

 La etapa de Arturo en Zeta fué exitosa, al poco tiempo pasó a programar la radio más importante en música hispana (Radio A), pero Arturo tenía “algo” que no comprendíamos, actuaba de forma extraña, fumaba más que antes, salía mucho a la calle, “escondía” una incomodidad que solo él presentía, comenzaron las convulsiones y desmayos en alguien que nunca se enfermaba, que no faltaba a su trabajo…la visita al médico era obligada y el resultado no era nada alentador, le habían detectado tumores en el cerebro, la operación era inevitable, era la esperanza que este mal momento fuera solo una pesadilla…un 23 de diciembre de 1999, luego de la operación el médico que lo operó se acerco a Coco Valderrama y a mí y nos dijo con resignación que solo le quedaban 6 meses de vida, que primero vendría la agresividad, luego demencia, y finalmente el estado de coma, nos pidió que como amigos le demos el apoyo y calidad de vida a esos 6 meses que le quedaban, no se que pasó por mi cabeza en ese momento, era una realidad a la que nadie puede escapar estar próximo a la muerte, solo recuerdo los momentos previos a esos 6 meses anunciados, todo se cumplía, y que lastima que no se haya grabado el ultimo programa de Arturo en Zeta, fué un domingo entre tarde y noche, él iba acompañado a la radio por su hermano Guillermo, su voz estaba lentisima, golpeada por la enfermedad, solo recuerdo que presentó “I was made for lovin’ you” de Kiss, lo escuché en casa, sus reflejos no daban más, en Enero del 2000 celebramos todos sus amigos su cumpleaños 39, al poco tiempo cayó en coma…hoy 26 de enero del 2011 a visperas de su cumpleaños 49 escribo esta nota, por que Arturo venció a la muerte, los tumores dejaron secuelas irreversibles, el está en este momento en su casa, al lado de su familia que tuvo mucho que ver en que él siga con nosotros, no puede moverse, ni valerse por si mismo, solo ve y escucha, esboza algunas palabras, pero hay ingredientes vitales que han permitido que esa maligna enfermedad se haya detenido, el amor de sus padres,  hermanos, de sus pequeñas hijas, de los que hicimos fuerza para que salga de esta dificil situación; los tumores afectaron su tesoro… su memoria, pero estoy seguro que él en silencio sigue escuchando a los Bee Gees, viendo y sufriendo por la U, escuchando radio, lo recuerdo en interminables dias en un mano a mano con Micky Quiñonez contando chistes, hablando por teléfono con su novia, que luego fué su esposa que lo acompañó solo en las buenas, o a Chiky haciéndolo renegar, o bailando en cabina musica “Disco”, o llevando un disco 45rpm con la narración de Augusto Ferrando de la carrera de Santorín en Argentina, ya me lo imagino en esta nueva década pegado a Facebook y twitter, chateando como loco, conectado todo el día al internet para estar al tanto de lo que pasa en el mundo, habría sentido mucho la muerte de Michael Jackson y seguro que se prepararía para ver a la U 2011…ARTHUR…Feliz cumpleaños numero 49, seguramente tus hermanos te leerán esta nota, recibe todo mi aprecio y envidia sana por lo valiente que eres…te dejo un regalito que seguramente te va a gustar…

Anuncios