Cuando me animé a escribir sobre Z lo pensé varias veces, como empezaría?, que diría?, en realidad habían tantas cosas por contar…, ahora somos testigos de planificaciones llenas de números, estrategias millonarias, despliegue de gente para hacer cosas tan simples, campañas super estudiadas; si eso fuera acompañado del talento humano de los verdaderos comunicadores, los que conocen el negocio, los que están en la cancha y no detrás de una computadora o escritorio, este medio de comunicación no hubiera perdido la calidad que todos reclamamos, no descubrimos nada nuevo, ni tampoco nos ufanamos de haber sido los que inventamos la polvora, pero el talento y capacidad de la  gente que trabajó con nosotros, fue explotada al máximo, por que todos tenían el hambre de demostrar lo que habían aprendido durante años,  y eso fué premiado con un reclamo a viva voz de gente que sintió que le quitaban su radio, que ya no tendrían la compañia que tenían en su auto, casa o cuando se reunian con amigos a recordar sus épocas donde todo era “mejor”…tenemos muchas notas por hacer, pero no podemos terminar algo que empezamos y la verdad nunca pudimos concluirla, nos fuimos de Z en el 2006, ya en marzo de ese año intuiamos  el final, como cuando ingresan intrusos a tu casa y se apropian de ella poco a poco , con mala intención, con comentarios negativos de lo que pasaba dentro, lo que malogró una historia que debió tener un buen final ,y que acabo en manos  de gente que solo querían desaparecer lo yá hecho.

Pero esta historia tuvo muchas cosas agradables y positivas, entre las anecdotas principales tenemos que recordar la llegada de locutores que ahora son pilares en sus radios o quizá dedicados a locutar profesionalmente en comerciales o documentales…una vez recibí la visita de un chico muy joven, tal vez de 20 años con el cabello muy largo a solicitar un piloto(grabación), nos llamó la atención su sinceridad y franqueza con la que nos habló, lo invitamos a grabar su prueba, y él rompió todos los esquemas grabando su intervención dedicandola al motor de su vida …su madre, casi todos nos esmeramos para dar nuestras pruebas, pero él rompió todo lo formal de los pilotos de locución, ahora Mauricio Martinez (formado en Z) es una de las voces más reconocidas de la radio(Oxígeno), y de la locución comercial…lo mismo diríamos de Angee Gonzales un cerebrito de la radio que espero algún día pueda dar lo que ella sabe,  y que aprovechen el talento innato que tiene…y si hablamos de las voces de esta década Judy Mejia …grandota en tamaño, pero de una voz espectacular, la cual se extraña en las radios de ahora….pero uno de los casos mas simpáticos de la historia de Z es el caso de Mariley Paredes, la cual se volvió fanática de Z( la oyente que cumplió su sueño), insistió tanto en la fiesta de la discoteca Mamut por una prueba que en medio de la algarabía fue citada para la semana siguiente, ella debutó cubriendo una emergencia por que uno de nuestros locutores nos “abandonó” sin avisar en busca de nuevos “aires”, Mariley se quedó hasta el final de las transmisiones de Z (ella despidió oficialmente la señal en el 2009), es decir ella fué la que “apagó la luz”…

En esta fotografía aparecen de IZQ. a DER …quien escribe la nota, Elmer La Madrid (Radio A), Hector Felipe (Radio A), Carlos Fernandez (OK), Coco Valderrama, Mariley Paredes, Ninoska Cuba y debajo Kike Castro.

De izq. a der. Hugo Salazar, Juan Carlos Hurtado, Coco Valderrama, Elmer La Madrid, Felipe Maguiña y Dago Lainez (Z- Julio 2004)

Las fiestas 80 y Z fueron espectaculares, los oyentes se inscribían, preparaban a sus invitados por que la fiesta solo sería con musica ochentera, llegabamos a su casa y nosotros poníamos todo luces, sonido, bocaditos y 100 litros de cerveza, con animación incluida de los djs de la radio, esto creció de tal manera que viajamos a muchas ciudades del Perú con éxito total. Recuerdo tambien la visita de un oyente que escuchó en un programa de Billboard año por año de los domingos una canción de Deep Purple no muy tocada llamada “Cuando un ciego llora”, el tema lo había hecho recordar su época de adolescencia, pero lo veíamos demasiado “ansioso”, solo lo atendimos en la puerta, pero nos fijamos en su correa donde tenía una pistola, tratamos de tranquilizarlo, por que lloraba emocionado, nos abrazó y en ese momento la pistola se cae y nos dice  “No te preocupes” soy vigilante acabo de salir de mi trabajo jamás te haría daño…la verdad nos asustamos mucho…una vez en Wong de Camacho estábamos de compras cuando se acercó unos de los chicos que atendía en la zona de artefactos eléctricos, nos preguntó por la casaca jean que llevabamos puesta(con el logo de Z en la espalda), nos dijo cuanto queriamos por ella,cuanto nos podía pagar ya que él era fan de la radio, le dijimos que no se podía vender,pero cuando nos reconocío se avergonzó por la forma como nos abordó, de hecho lo invitamos a la radio y le regalamos una casaca de las pocas que se hicieron (solo 20)…creo que ahora es dificil encontrar fanáticos así por una marca.

Cada 8 de diciembre era un día ya establecido para trabajar fuerte, era el aniversario de la radio y se elegía la Hot Z del año, en varias ocasiones empezabamos 9 de la mañana y terminabamos en casa hasta el día siguiente, muchas veces ese día era compartido con la gente de administración cocinando y también con los chicos de Radio A y R700…y si hay que mencionar nombres, hay algunos que los oyentes nunca conocieron como también colaboradores que estaban con nosotros en las buenas y en las malas…Gracias a Hugo, Dago, Lucho, Martha mamá e hija, al Dr. Dagoberto, a Don Lucho, Alicia y Guillermo, Karen, Mary,  a Raúl, Gustavo, Sandra, Taty, Vero, Cinthia, Lizzy, Gina, Héctor G, Palmer, Salse, Andía, Morales, Arturo, Carlitos, Jechu, al gordo Richard, Titin, Don Roger, Alan, JC Fernandez, Lucila, el pavo, a los ingenieros George, Tapia, Zuñiga, Emigdio, Jaimito, Ronald, tiburón, Araujito, Julio V, Al Cañote, el cuervo, Sonia, Mc Donald,los chicos de Radio A y R 700, etc etc etc .,ellos nos acompañaron en muchos momentos, sé que faltarán algunos pero todos pusieron de su parte para que Z sea una marca eterna.

Anuncios